Vitamina D

Aumentando los niveles de vitamina D3 puedes prevenir enfermedades crónicas, autoinmune y las probabilidades de padecer determinados tipos de cáncer puede disminuir a la mitad

La Vit.D3 combate infecciones como resfriados y gripe, interviniendo en los genes que predisponen al sistema inmunitario a atacar y destruir bacterias y virus.

La deficiencia de esta vitamina está asociada a dolores musculares, articulares, fatiga crónica, enfermedad inflamatoria intestinal, fibromialgia y sobre todo a descalcificación temprana.
La vitamina D, la encontrarás principalmente en la exposición solar.

El sol ☀ es el rey de todas las fuentes de vitamina D y es que el 90% se asimila con 20 minutos todos los días que dispongamos de solecito (tiempo medio de exposición solar en nuestro país) y una correcta alimentación es fundamental.

Ahora que estamos encerraditos en casa, salid a la terraza si la tenéis o abrid la ventana y aumentad la ingesta en 🐟🦐🥑🥚🍄

• pescado azul
• marisco
• hígado
• yogurt entero
• requesón y quesos
• huevos
• setas o champiñones
• aguacate
• avena.

Acuérdate de exponerte al sol un ratito cada día e incluye al menos un alimento de los propuestos todos los días, controla tus niveles de Vitamina D cada cierto tiempo y si estás por debajo de los correctos (el 50% de la población española lo está) suplementa en dosis adecuadas.